sábado, 9 de agosto de 2008

MENTALIDAD DE ABUNDANCIA



"Algunas personas han aprendido a ganar bien, pero no a vivir bien."
Anónimo.

En nuestra vida cotidiana hemos visto como siempre estamos expuestos a una vida de competitividad y mentalidad de escasez, desde pequeños nos han enseñado a competir por ser los mejores, ser el primero de la clase, ser el más popular de la escuela, luchar para resultar ganador en deportes y un sinfín de ejemplos al que la sociedad nos expone. No es de extrañar que en nuestros trabajos también vivamos con una sociedad de escasez, donde todo se cree que algo bueno que le ocurra a una persona es algo bueno que dejara de ocurrirme a mí.

Covey
describe la mentalidad de abundancia de la siguiente manera:


Mentalidad de abundancia, significa que, en lugar de ver la vida como una competición con un solo ganador, se ve como un cuerno de la abundancia repleto de oportunidades, recursos y riqueza cada vez mayores. Uno no se compara con los demás y siente verdadera alegría Por sus éxitos. Las personas con mentalidad de escasez son resultado de una identidad basada en la comparación y se sienten amenazadas Por el éxito de los demás. Aunque finjan y digan otra cosa, saben que les consume. Los poseedores de una mentalidad de abundancia ven a sus competidores como unos de los profesores más valorados e importantes. Esos mismos atributos —integridad, madurez y mentalidad de abundancia— describen a la perfección a un equipo complementario.[1]


A continuación, algunos pasos que te ayudaran a diagnosticar como esta tu mentalidad de abundancia.

Paso 1 – Autoevaluación. Lo primero, antes de poner en práctica la mentalidad de abundancia es hacerse un autoanálisis. Responderse la siguiente pregunta.


¿En mi vida personal, profesional, familiar, etc. Dejo que domine en mí la mentalidad de abundancia o la mentalidad de escasez?

Paso 2 – Comprender.
Comprender un poco mejor que estamos tratando de hacer. Aconsejo las siguientes fuentes: Los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva y el 8vo Habito – Steven Covey, y aunque no me gusta el contexto tan metafísico y esotérico, El secreto – Rhonda Byrne. Aunque este paradigma de pensamiento es encontrado en la mayoría de libros de autoayuda.

Paso 3 – Aplicar.
En la vida uno debe ser 10 % palabras, 90 % ejemplo. Lo mejor siempre cuando uno quiere que algo se lleve a cabo es aplicar, aplicar y aplicar. Hazlo un habito y veras que tu vida será un poco más gratificante.

Paso 4 – Enseñar.
Una vez que lo vayas haciendo un hábito, enseña lo que has aprendido para así lograr un ambiente más colaborativo, veras que si lo aplicas en tu trabajo, la sinergia va a ser increíble, tu grupo no estará peleando por quedar bien con el jefe, todos estarán trabajando por algo más grande y gratificante.

Paso 5 – Evalúa resultados.
La mentalidad de abundancia es algo poderoso, una vez la hayas hecho parte de tu vida mira los resultados positivos que has obtenido, saca una lista y mira cómo puedes aumentar esos resultados.

Referencias

Covey, Steven; El 8vo Hábito; Paidos


Hasta un proximo post. Namaste :)